Cuando todo es espeluznantemente magnífico con un Aston Martin Rapide

Ch_aston.jpg

Nuestros compañeros de Publimetro Londres han probado este modelo y en su inconfundible visión inglesa de ver la vida y las cosas, nos han compartido su experiencia.

 

 

 

 

 



Por Motores (Publimetro Londres)

 

 

 

Este es el auto de familia más exquisito que usted alguna vez podría imaginarse, aunque no va a querer por nada del mundo que su bebé vomitara en delicado y extra elegante revestimiento interior.

 

Cuando hablamos del Aston Martin Rapide, lo hacemos del primer Aston Martin con carrocería de cinco puertas y cuatro asientos individuales. En todo caso, la firma que históricamente ha surtido de coches a 007 subraya que las plazas traseras únicamente son válidas para dos niños o para dos adultos en trayectos cortos. Las puertas, que no tienen marco, se abren del modo convencional pero con un ángulo de 12º hacia arriba para facilitar el acceso y la salida desde el habitáculo.

 

Gr_aston_1.jpg

 

Está maravillosamente trabajado y con mucho espacio, posee detalles prácticos como sus pantallas ubicadas en los respaldos de las butacas delanteras, dispuestas con sobrebio estilo decorativo. Se siente la presencia de una tecnología sofisticada, pero se palpa también la hechura a mano, artesanal, artísticamente caso a caso.

 

Con sus más de cinco metros es más largo que otra creación de casa: el Aston Martin DB9. Extensión y acabados lo suficientemente atontadores para quienes pueden ser acomodados en su habitáculo. La azotea es ligeramente más alta y eso lo agradecerán quienes van en esa zona.

 

Gr_aston_2.jpg

 

ALGO DE LIONEL

 

El poder de su motor es inquietantemente sedoso, aunque sabemos que nada, ni la más veloz de las mujeres o el más escurridizo de los hombres podría escapar si emprendemos la persecución en este coche.

 

Gr_aston_4.jpg

 

De su magnificente equipo de sonido Bang&Olufsen con puerto USB y conexión para iPod y manos libres Bluetooth nos atrevemos a recomendar una bella canción: Easy, de Lionel Richie. Cierren los ojos y escuchen la maravillosa balada. ¿Lo están haciendo? ¿No es todo maravilloso?

|

Comentarios

Comentarios recientes

Cerrar